jueves, 28 de abril de 2011

EN MÚSICA

El viernes antes de irnos de vacaciones de Semana Santa Guillermo nos enseñó una canción con la que podemos jugar. Consiste en pasarse un limón al ritmo de la música y cuando acaba la canción el niño o niña que se ha quedado con el limón en la mano tiene que decir una fruta. Después, se vuelve a empezar y al niño que le toca tiene que decir la fruta que ha dicho su compañero y otra nueva. Así sucesivamente, de modo que al final hay que recordar varias frutas y el juego se hace cada vez más difícil.


No hay comentarios: